Tras varios meses con el blog abandonado me he decidido a retomar esto. Espero que las ganas me duren porque tengo un montón de cosas para enseñar, sólo me faltaba tiempo.

Empezamos por este chal de pico que enamoró a las no8das el verano pasado y como ya dice el dicho preferido del grupo “culo veo, culo quiero” me decidí a hacer uno de colores con lanas de drops Delight y alpaca en un tono gris azulado. Este primero regalo para Mamen de Lanas Esther, por haberme explicado tantas cosas del punto. El segundo se lo hice a Sole como regalo de reyes aunque no lo he terminado hasta hace un mes más o menos, que paciencia tiene conmigo la pobre, a ella le gusto uno que encontramos con estos tonos así que lo copié las lanas son alpacas de drops en un tono beige y un blanco roto.

El titulo de esta entrada tiene su aquel, todo el mundo que lo ve siempre pregunta, ¿esto es ganchillo verdad? NO. Con dos agujas también se pueden hacer chales u otras cosas tipo encaje y para muestra un botón. Quiero compartir la construcción del chal porque me parece muy particular. En primer lugar se hace todo el borde, haciendo una tira superlarga. Una vez terminada esta tira se levantan todos los puntos del borde interior y a continuación se hace la parte que tiene un pequeño calado haciendo hondas. Después de esto comienzan las disminuciones y las rayas, con infinidad de puntos y vueltas eternas, pero estás serán cada vez más cortas hasta que nos quedamos con tres puntos que cerramos, finalmente se vuelven a levantar todos los puntos del borde superior para hacerle el pequeño borde calado.

Casi más importante que tejerlo en este chal es el bloqueo (mojamos el chal y lo ponemos estirado cogido con agujetas y dejamos que se seque). Una vez terminado es bonito pero tras el bloqueo es espectacular.

Espero que os guste, Sole está deseando que refresque para estrenarlo.

Anuncios