Por fin unos minutos para una entrada. Además de la tensión del trabajos me he liado con más cosas, dando clases de punto en Lanas Esther los viernes por la tardes y con un proyecto que me tiene muy emocionado y que muy pronto verá la luz y publicaré con todo detalle.

Antes de todo este lío me decidí a hacer un bizcocho un tanto especial que había visto en varios blog y se trata de un bizcocho con vino tinto, he cambiado un poco las recetas que he ido viendo hasta conseguir la que mas me gustaba que es esta con aceite de oliva. Hacía tiempo que no me atrevía con un bizcocho con algún ingrediente raro y la verdad es que me ha sorprendido muy gratamente sobretodo por la textura de este bizcocho que queda muy jugoso, me queda pendiente probar a hacerlo con vino dulce, para la próxima.

En las fotos aparece el Mystery Kal de Stephen West de este año pero que no he podido terminar aún, me apetecía enseñarlo porque creo que los colores iban con el bizcocho.

BIZCOCHO DE VINO TINTO, CACAO Y ACEITE DE OLIVA

Ingredientes:

4 huevos

230 g de azúcar

150 g de aceite de oliva suave

150 g de cacao

200 g de harina de trigo

110 g de vino tinto

16 g de levadura química

Preparación:

  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Engrasar molde con mantequilla o aceite y una fina capa de harina.
  • Batir los huevos con el azúcar durante 2 minutos (mejor con máquina de varillas).
  • Agregar el aceite y mezclar 1 minuto más.
  • Incorporar el vino y el cacao y mezclar.
  • Añadir la harina con la levadura tamizada y envolver con espátula.
  • Verter la masa en el molde dar unos golpes en la encimera para eliminar las burbujas de aire.
  • Hornear a 180ºC calor arriba y abajo durane 40-45 minutos (dependerá del horno). Nada mejor que pinchar con una aguja de tejer para saber si está listo.
  • Sacar del horno y a los 10 minutos desmoldar sobre una rejilla y dejar reposar ahí hasta que se enfríe completamente.

Solo queda tejer y disfrutar, por cierto este me lo llevé al trabajo y lo disfrutaron mis compañeros.

Anuncios