Pues era la primera vez y os aseguro que no será la última. Ya había hecho en otra ocasión pan de molde pero integral pero este lo ha superado con creces, mucho más tierno y de sabor espectacular.

Después de hacer un poco de investigación en webos fritos, velocidad cuchara y algún que otro libro de pan, me decidí por una de las recetas de webos fritos, es un pan sencillo no con muchos reposos y con un resultado espectacular.

Tuve que hacer alguna modificación en la receta y quitarle un poco de agua y agregarle más harina, la masa después de varios minutos de amasado seguía muy pegajosa y aunque esta masa de por sí es pegajosa era demasiado y casi no se podía trabajar.

Por supuesto la harina usada es la de “El Amasadero”, que tienen de todo tipo; de fuerza, de panadería, de repostería, integrales; un mundo de harinas.

PAN DE MOLDE

Ingredientes:

520 g de harina de fuerza

20 g de levadura fresca

50 g de leche (yo usé desnatada, pero mejor entera)

2 cucharaditas de sal

2 cucharadas de miel (que sea buena, yo usé de Gerena)

280 g de agua

Preparación:

  • Poner en un cuenco la harina con la levadura desmenuzada.
  • En otro cuenco diluir el agua (no toda, dejar algo para rectificar después), la leche, la sal y la miel.
  • Incorporar a la harina los líquidos diluidos en el otro cuenco y trabajar la masa.
  • Pasar a la encimera y amasar durante unos minutos.
  • Hacer una bola poner en un cuenco aceitado tapar con un paño y dejar reposar una hora aproximadamente, en lugar cálido y sin corrientes de aire.
  • Poner de nuevo en la encimera y dar forma alargada.
  • Engrasar el molde levemente y poner dentro la masa alargada, de nuevo dejar reposar cubierto con un paño hasta que la masa esté a un centímetro del borde del molde.
  • Precalentar el horno a 250º antes de que termine el último levado.
  • Bajar el horno a 220º e introducir el molde cubierto con un papel de aluminio.
  • Hornear durante 25 ó 30 minutos. cuando queden 10 minutos para terminar el tiempo retirar el papel de aluminio para tostar la parte superior.
  • Sacar del horno y desmoldar a los 10 minutos aproximadamente.
  • Dejar enfriar en una rejilla y no cortar hasta que no esté completamente frío.

Nota: Al ser un pan sin ningún tipo de conservante conviene conservarlo en el congelador, aunque no creo que os de tiempo se os terminará antes.

Una copita de vino y un buen relleno para el sandwich y a disfrutar.

Anuncios